5 oct. 2012

Capítulo 12: Renacer

Kyle empezó a brillar intensamente. Una luz cegadora empezó a recorrerle las extremidades, el torso, las piernas, y finalmente la cabeza.
- ¡¡No!!- Volvió a gritar Claire. Empezó a sollozar, para pasar rápidamente a una rabia incontrolable. Mi campo de fuerza empezó a resquebrajarse y al final, cedió. Los ojos de Claire empezaron a arder de rabia y extendió las alas en señal de combate. Parecían dos mortíferas cuchillas. Las venas del cuello se le hincharon y se abalanzó sobre mí sin piedad. Un grito desgarrador emergió de su garganta debido al cólera que sentía y sus uñas se clavaron en mi cuello, dejando pequeños regueros de sangre azul. Mi sorpresa fue tal que me quedé paralizada y no pude reaccionar. 
- ¡Te voy a liquidar!- Aulló. Ante mí estaba Claire, mortífera como las serpientes dispuesta a dar su golpe final. En el último momento, un rayo de luz salió disparado e impactó contra Claire, dejándola inconsciente justo a mi lado. Me la quité de encima con asco y me levanté del suelo con agilidad. Puf, había estado a punto de morir. Me había salvado de la muerte por poco y gracias a... ¿A quién? Me giré sobre los talones y le vi, radiente como el sol. Su pelo se había tornado dorado y sus ojos, azul cielo. Ahora lucía unas hermosas alas blancas. Su tez era blanquecina. Sí, mis suposiciones habían sido las correctas.
- ¡Kyle!- Me dirigí hacia él con una alegría incontenible. Nos fundimos en un largo abrazo. 
- Ya lo recuerdo todo- Me susurró al oído-. Gracias. Clare me tenía engañado. Jamás fuimos hermanos.
Le besé en los labios con dulzura y sonreí. Se me hacía un tanto extraño besar a aquel nuevo Kyle. Le había conocido como ángel oscuro, y ahora era un ángel de la luz, como yo. 
- Pero, ¿qué pasó exactamente?- Pregunté.
-Hace mucho tiempo, Clare y yo éramos compañeros inseparables. Nos complementábamos el uno al otro, hasta que un día, se enamoró de mí locamente. Yo no quise darle esperanzas, y dejamos de vernos durante algún tiempo.- Escuché atentamente a su relato.
 -Volví a verla con el cadáver de mi madre en brazos. Estaba loca y fue entonces cuando la expulsaron, y cayó. Presa del pánico y la rabia, Clare se dirigió a una bruja muy poderosa: Shespera se hacía llamar. Hicieron un pacto para anclarme a ella para siempre. Por supuesto, no se podía hacer por voluntad propia, así que me engañaron y caí como un tonto. Me embrujaron y transformaron en un ángel negro borrándome todos los recuerdos. También me hicieron creer que era su hermano...- Su voz se fue disipando a medida que hablaba.
- Oh, lo siento - Dije-. Ha debido de ser duro recordar todo eso de golpe. Sobre todo porque ha sido como estar dormido durante todo este tiempo.
- Sí... Pero bueno, hay que vivir en el presente, ¿no crees?- Nos volvimos a abrazar.
- Te quiero.- Susurré.
- No puedo vivir si no es a tu lado.- Confesó. Sonreí y dejé que sus hermosas alas me envolviesen por completo, como en los viejos tiempos.
Todo era perfecto. Increíblemente perfecto. 
Nos separamos con cuidado y me tocó delicadamente el cuello. Miré hacia allí y vi que apenas quedaban pequeñas marcas de las heridas que me había hecho Claire.
- Am... Kyle.- Le dije.
- ¿Sí?
- ¿Cómo podemos volver a la Tierra?
Mi pregunta le descolocó un poco.
- Pues, ahora que lo dices... No lo sé. Jamás me había hecho esa pregunta. ¿Por qué?
- Es que extraño mi mundo. Este me gusta, no creas que no, pero me gustaría volver. ¿Sabes si hay alguna forma?
Kyle se calló.
- Yo sí sé cómo hacerlo.- Volvimos la cara hacia la persona que hablaba. Claire sonreía con maldad. 



LRA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cazadores de Sombras 5:

Canciones: